top of page

El encanto de una hora



Jacinto Benavente escribió microteatro, como esta mágica, trágica y sensible obra que convierte a dos figuras de porcelana en seres humanos por una noche. Carlos Tuñón ha estirado la representación aportando una solución original que, sin embargo, lastra esta pieza.





Nos encontramos en un salón de fiestas con globos y mesas redondas llenas de copas al final de una noche. Cuatro personas están sentadas, casi inmóviles, con aspecto de aburridas, atentas a las nimias incidencias que ocurren en el salón: un camarero entra y sale, sirve una copa, recoge bebidas... y las miradas de esos personajes lo siguen, como hipnotizadas, con lentitud. Oímos música (muy buena, por cierto) y contemplamos ese salón como los propios personajes, atentos a esas escasas incidencias. Voyerismo reflejado que ha buscado el director Carlos Tuñón en esta representación. Tras 15 largos minutos, sí, 15 minutos, dos personajes se mueven con normalidad, empiezan a hablar: son dos muñecos de porcelana, un hombre y una mujer de mediana edad, que de forma inexplicable se han convertido en humanos. Ella feliz por experimentar lo mismo que las personas y, como una niña, corre, salta, baila, canta... Él se interesa por un libro y rechaza las emociones que su inesperada pareja siente, quiere aprovechar el tiempo, agobiado porque quizá no dure más de una hora. Dos actitudes contrapuestas que al final llegarán a un encuentro...


El diálogo, en algún momento de gran carga lírica, sirve para reflexionar sobre el significado de la vida y la fuerza del amor. Podría decir que es un carpe diem. Patricia Ruz y Jesús Barranco interpretan a sus personajes con sensibilidad y gran naturalidad. Las dotes vocales y de movimiento corporal de Patricia Ruz se añaden a las cualidades de su personaje, auténtica explosión de vida.


El vestuario de fiesta vintage y decadente es apropiado para situarnos en la escena y acercarnos a esos personajes que llevan anclados décadas observando el comportamiento de los seres humanos desde su inmovilismo.


Si la tradición del entremés siguiera vigente, "El encanto de una hora" serviría de perfecto y delicado juguete para representarse como tal. En la versión excesivamente alargada de Carlos Tuñón pierde parte de su encanto, a pesar del ingenioso recurso inicial. Hubiera sido más lógico reunir varias piezas.


Por cierto, no comparto gran parte de los comentarios oficiales que se han hecho sobre el significado de la obra y la versión aquí representada. También se dice y repite que los personajes son una pareja de ancianos y a Patricia Ruz yo no la vi representar a una anciana (además de tener cincuenta años).


El texto de Jacinto Benavente ocupa apenas 15 páginas.




Texto: Jacinto Benavente

Dirección: Carlos Tuñón

Intérpretes: Patricia Ruz (Una merveilleuse) y Jesús Barranco (Un incroyable)

Escenografía y vestuario: Antiel Jiménez

Iluminación: Miguel Ruz Velasco

Sonido: Daniel Jumilla

Producción: Los números imaginarios, Teatro La Abadía y Bella Batalla

Teatro: Teatro Español Del 14 de octubre al 13 de noviembre de 2022

Duración: 50-55 minutos


















Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO

press to zoom

press to zoom
1/1
OBRAS DE LITERATURA
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
Dónde vivir
Dónde vivir

press to zoom
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
1/2

Únete ahora a nuestra lista de correo

bottom of page