top of page

El tedio (1960) de Alberto Moravia
























"El tedio" es una extraña novela en la que su protagonista, rico y aburrido, es incapaz de mantener el interés por nada. Las ideas y observaciones que este personaje nos relata del mundo que le rodea resultan curiosas, no carentes de cierta ironía, aunque el argumento se va diluyendo por caminos más convencionales de lo esperado.






El protagonista es el narrador y, a través del mismo, Alberto Moravia pierde demasiado tiempo intentando explicar el concepto de tedio en un prólogo de la novela que debería ser más breve. Sartre, que está en la mente de esta obra, fue más certero (también más complejo) a la hora de adentrarnos en su concepto de la náusea.

Dino es un joven rico que ha querido independizarse de su madre y de su vida aburguesada, aunque sigue dependiendo del dinero que le saca a cuentagotas (una madre manipuladora y avara). Se ha buscado un apartamento, un sencillo estudio para vivir solo y en el que pintar sus cuadros abstractos... hasta que le invade el tedio que lo neutraliza y le obliga a abandonar toda actividad. Conoce a la modelo y amante de un pintor que vivía en el mismo edificio y acaba de fallecer (dicen que durante el acto sexual). Cecilia, la modelo, acepta la invitación a su estudio pero, como ha dejado de pintar, sólo será una amante que se convertirá en la nueva obsesión de Dino. La relación será complicada, Celia es una joven silenciosa, pragmática, ausente, que no comparte el mundo de Dino, ni se interesa por nada, sólo valora el presente. Si ella no se cuestionada nada, en cambio Dino la somete a interrogatorios para saber todo de ella pero las respuestas vagas, desganadas, le generan más incertidumbre. Cuando Dino decide buscar una forma de acabar con la tóxica relación, caer en el tedio que lo libere de esa atracción, no será tan sencillo.


La novela se sigue con interés porque las situaciones y los dos personajes principales resultan originales. Alberto Moravia plantea una idea inicial que nos hace esperar un argumento diferente de lo que luego resulta ser: todo se resume en una relación sexual de dependencia.

El interés permanece en las autojustificaciones del protagonista y en el dibujo de esa misteriosa chica, sobre todo porque Dino no llega nunca a conocerla a fondo y transmite al lector sólo lo que observa y conforme a sus propias deducciones. El autor sabe manejar perfectamente estos límites para enriquecer el relato con la paradoja de las zonas oscuras.


No obstante, los circunloquios del protagonista son excesivamente largos, no hay economía del lenguaje y esto lastra la calidad del relato. Es inevitable que el autor caiga en lugares comunes o en repeticiones: prolijos párrafos con los pensamientos del protagonista. A pesar de ello, el libro se lee con agrado y sigues avanzando por sus páginas con agilidad.



Editorial Planeta

Páginas: 363



Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO

press to zoom

press to zoom
1/1
OBRAS DE LITERATURA
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
Dónde vivir
Dónde vivir

press to zoom
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
1/2

Únete ahora a nuestra lista de correo

bottom of page