top of page

Sweet dreams



Asombrosa y apasionante propuesta escénica de Alberto Velasco que en un puzle de formas artísticas nos provoca, desde su auto-referencia y crisis personal, una reflexión sobre nuestros destinos encajados en una sociedad que no nos permite desarrollarnos. Difícil de definir ¿Por qué definirlo?






Alberto Velasco es un showman que danza por el escenario, nos recita un oscuro poema, realiza una performance, canta en playback o nos prepara una ácida receta de brownie. Nos confiesa su crisis existencial, llegar a los cuarenta años y la vida no ser lo que esperábamos, los momentos de soledad tras la felicidad: "No quiero ser así. Quiero poder ser otro y cambiar eso que condiciona mis decisiones, mi modelo de vida, mis anhelos, mis deseos y mis relaciones. Quiero vivir en otra película que no me obligue a seguir unos caminos concretos. Quiero recuperar la ilusión en el amor, la ilusión en general, y no quiero que todas las canciones hablen de ti", nos dice.


Una función que, en torno a la autoficción, nos ofrece una mirada hacia su propia vida y comparte con otros adultos que quizás tampoco encontraron aquello que pensaban alcanzar cuando eran jóvenes. Aunque Alberto Velasco se ponga serio para hacernos reflexionar, incluso juegue con el simbolismo (que luego explica con desenfado), en esta obra predomina el humor con dosis de cinismo, negro y liberador, y con unas gotas de optimismo hacia el futuro. "Sweet dreams" es provocador al obligar al espectador a mirar hacia su propia realidad, pero también es provocador en su forma (aparece enfundado en un traje y capucha sado) y en el mensaje crítico.


El desparpajo de sus monólogos o movimientos, la intimidad a golpe de micrófono que nos arroja, la mirada fija hacia el espectador, todo eso nos llega como armas arrojadizas e hipnóticas, nos genera una dependencia por ver más, una espera a lo nuevo que nos va a ofrecer, hay un intercambio cautivador (aunque sea él quien todo lo vuelca) con el público. Asistimos a una loca y caótica ceremonia, de frágil y rabiosa exposición, en la que nos sentimos identificados en algunos momentos. Alberto Velasco es un monstruo escénico.


"Sweet dreams" es una experiencia irrepetible muy recomendable para espíritus inquietos.



Creación e interpretación: Alberto Velasco

Ayudante de dirección: Maria Pizarro Escenografía: Alessio Meloni Vestuario: Sara Sánchez de la Morena Sonido: The New Carrot Studios Iluminación: Abel García & Alberto Velasco

Teatro: Nave 73 Noviembre y diciembre de 2022

Estreno del 7 al 29 de mayo de 2022

Duración: 75 minutos








































Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO

press to zoom

press to zoom
1/1
OBRAS DE LITERATURA
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
Dónde vivir
Dónde vivir

press to zoom
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
1/2

Únete ahora a nuestra lista de correo

bottom of page