top of page

Veneno para ratones


"Veneno para ratones", segunda obra de Alberto F. Prados, nos retrata una relación familiar tensa, con invitado incluido. Los diálogos afilados nos irán asfixiando, agobiando, cada vez más. Es un drama contenido que al mismo tiempo nos plantea una intriga que, en la segunda parte de la obra, como cajas chinas, nos gira la historia y nos sorprende una y otra vez.







Julia es una viuda, ama de casa tradicional que ha trabajado como sirvienta. Su hijo Diego es un joven que desprecia a su madre, está harto de ella; hay una saturación por los años de convivencia. Diego tira todo por el suelo, grita a su madre, no se molesta en explicarle nada de su vida, tiene más cultura, es más inteligente. Ella adopta una actitud resignada, es la sirvienta de su hijo.

Julia está nerviosa porque ha invitado a cenar a Mau, el primer hombre que conoce tras más de veinte años, y quiere que conozca a su hijo, que todo salga perfecto. La conversación, incómoda al principio, se va tensando, hay algo que no encaja en esas relaciones... ¿qué se esconde tras las apariencias?


La obra es dura y violenta; tras el barniz de las convenciones, los personajes esconden una brutalidad contenida. Es un trío atrapado en una trampa para ratones, que fue intoxicado hace tiempo por ese veneno que no mata en el momento, sino lejos del lugar donde lo probaron. Unas historias del pasado que resurgen en un complicado presente.

El texto de Alberto F. Prados contiene unos diálogos cotidianos y convencionales que se entremezclan con frases retorcidas en un perfecto juego psicológico. La aparente naturalidad de las palabras se imbrica con la aparente naturalidad de sus personajes.


Sergio Pozo hace una gran interpretación, nos deja sin respiración su composición del personaje joven y rebelde, difícil conseguir hacerlo creíble y ¡cómo lo hace! Isabel Ampudia es la perfecta madre sumisa, sus gestos apocados, su personaje muy contenido. Mauricio Bautista consigue transmitirnos su frustración, incomodidad e hipocresía con su voz y mirada inquieta, con sus gestos, con su cuerpo embutido bajo ese traje que parece ponerse por primera vez. Hay una gran dirección de actores, atenta a los detalles.

El vestuario tiene también aquí un papel importante en la caracterización de sus personajes. La escenografía nos presenta un sencillo y clásico salón, dejando fuera del escenario el resto de las habitaciones de la casa (conversaciones en off).


Aunque estamos ante una buena obra, con unos actores adecuados para la misma, desde mi punto de vista hay algo que impide que sea redonda: el continuo juego de vueltas de tuerca. Si Prados no hubiera buscado el más difícil todavía, la sorpresa por una nueva pieza a encajar en el puzle, la historia resultaría más creíble. La vida no está llena de tantas casualidades. Es una obra con un argumento ya suficientemente intrigante y sorprendente, que no precisa complicarlo tanto, rozar la inverosimilitud. Reconozco que hay un público que estará encantado por el más difícil todavía, que es la base de muchos éxitos de taquilla. Para mí, cierta contención en la escritura es fundamental, sobre todo en el teatro.


Una obra recomendable. El público encontrará una intriga y unos personajes que no lo dejará indiferente.



Texto y dirección: Alberto F. Prados

Actores: Isabel Ampudia, Mauricio Bautista y Sergio Pozo

Ayudante de dirección: Juamma Martínez

Escenografía:

Iluminación: Matyssa Pérez

Vestuario: Sandra Campillo

Producción: Inma Durán

Teatro: Lara 5 de diciembre de 2016 a 8 de febrero de 2017

Se estrenó en La pensión de las pulgas (con el mismo reparto)

el 7 de febrero de 2016

Argumento de la obra (ATENCIÓN, aquí se destripa el desenlace):

Julia ha heredado una gran fortuna y Mau es un oportunista, arruinado en los negocios, que intenta aprovecharse de la ingenua mujer. Desde el principio percibimos que cultural e intelectualmente Mau y Julia no encajan y nos resulta extraño. Cuando Julia se va a la cocina, nos damos cuenta que Mau y Diego se conocen y que los dos quieren quedarse con el dinero de la mujer. Y no sólo se conocen, sino que además Diego es chapero y Mau ha sido su cliente. En el enfrentamiento entre los dos, Mau intenta violar a Diego...

Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO

press to zoom

press to zoom
1/1
OBRAS DE LITERATURA
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
Dónde vivir
Dónde vivir

press to zoom
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
1/2

Únete ahora a nuestra lista de correo

bottom of page