Dentro de la tierra


Dentro de la tierra es una bella, poética y trágica historia en la que el texto, la escenografía, la dirección e interpretación se confabulan para ofrecernos una función memorable. Una historia que tiene mucho de cuento, mito y realidad.








La tierra de Almería está cubierta con los toldos blancos de los invernaderos. Indalecio es un joven que quiere huir de estas tierras, un soñador que escribe historias en su cabeza, desde pequeño, escondido en un invernadero donde su padre prohíbe la entrada. Su padre, el autoritario patriarca de la familia, cultiva en sus tierras tomates y busca producir una especie que sea la más preciada y cara del mercado, no importan los medios, no importan los insecticidas. El padre reúne a sus tres hijos para repartir las tierras porque se encuentra enfermo (¿a consecuencia de los productos químicos que él mismo utiliza?) El hermano mayor, Ángel, está aquejado de una extraña enfermedad en la piel que le produce un picor irresistible en la espalda, vive marginado del núcleo familiar. El otro hermano es la mano derecha de su padre, el único que tiene interés en el negocio.

El solitario Indalecio se refugia en su mundo de fantasías y en su enamorada Farida, una joven trabajadora inmigrante que, con el tráfico de hachís, quiere conseguir suficiente dinero para huir al norte, a Francia, en busca de una vida mejor. Se abre una esperanza de libertad para Indalecio, oprimido por la familia y la tierra.

La historia de este joven que se encuentra en el lugar que no desea, oprimido, vapuleado como si fuera todavía un niño, sometido a la tiranía familiar, en una tierra donde todavía se acude a las curanderas, donde persiste la explotación de los trabajadores, está contada no solo desde el realismo. Hay una narrativa en el texto, en la composición y a nivel visual que bebe sus raíces del cuento, del mito y de la fábula, sin limar las aristas de la tragedia cotidiana.

Una historia familiar envuelta en el fatalismo, en la que el destino siempre se ríe de los planes de los humanos, donde la tierra es la madre tierra, donde hay un aire de mito en las historias que son apenas contadas. Hay secretos que quedarán en la imaginación del espectador.

La dirección de Luis Luque demuestra que ama el texto de Paco Bezerra, que busca y mima cualquier detalle para componer esta historia como si surgiera de sus propios recuerdos. No es nada fácil conjuntar escenas y elementos tan dispares, de la crónica al mito, a la magia y al realismo más cercano todo en un movimiento que convierte la función en un sólido, entrañable, crudo y bello cuento hecho realidad.

La escenografía de Mónica Boromello para Dentro de la tierra va a formar parte de la historia del teatro español. Un decorado bello, onírico, sugerente e integrado en la historia, que la refuerza en su atmósfera irreal. Juan Gómez-Cornejo ha conseguido con su gran trabajo de iluminación completar el marco necesario para la escena.

Samy Khalil está brillante, consigue transmitir la fragilidad de su personaje, sus balbuceos, impulsos, temores, propios de ese joven refugiado en su mundo que tiene que abrirse paso a la vida real. Mina El Hammani en su papel de enamorada resulta convincente. Raúl Prieto es el actor que nunca falla, aquí en su rol de hermano tirano. Chete Lera, actor de sólida carrera, encarna el perfecto patriarca, quizá con voz demasiado comedida, pero de gestos y mirada sin réplica. El papel de Ángel, que encarna el actor Jorge Calvo, es quizás el más difícil y extraño de la obra y se ajusta perfectamente con su presencia y voz, personaje envuelto en ese traje de "astronauta" perdido en esta familia. Julieta Serrano con sus 84 años está maravillosa en su caracterización de santera.


Hay un pequeño puñado de obras imprescindibles al año y Dentro de la tierra es una de ellas.


Texto: Paco Becerra

Dirección: Luis Luque

Actores: Samy Khalil, Jorge Calvo, Chete Lera, Raúl Prieto, Mina El Hammani, Pepa Rus, Julieta Serrano

Escenografía: Mónica Boromello

Vestuario: Almudena Rodríguez Huertas

Iluminación: Juan Gómez-Cornejo

Música y espacio sonoro: Luis Miguel Cobo

Producción: Centro Dramático Nacional

Teatro: Teatro Valle Inclán 11 de octubre a 19 de noviembre

Duración: 95 minutos






Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO
Cada átomo de mi cuerpo...
Cada átomo de mi cuerpo...

press to zoom
El bar que se tragó a todos los españoles
El bar que se tragó a todos los españoles

press to zoom
Antonio y Cleopatra
Antonio y Cleopatra

press to zoom
Cada átomo de mi cuerpo...
Cada átomo de mi cuerpo...

press to zoom
1/3
OBRAS DE LITERATURA
Fuga sin fin
Fuga sin fin

press to zoom
Tristram Shandy
Tristram Shandy

press to zoom
Dónde vivir
Dónde vivir

press to zoom
Fuga sin fin
Fuga sin fin

press to zoom
1/3