top of page

Malvivir



Álvaro Tato fusiona varias obras de la picaresca del Siglo de Oro para contarnos las desventuras de una mujer de amores desenfrenados y violenta vida. A ritmo trepidante y con una actuación desbordante, sin el suficiente oxígeno, se disfruta este "Malvivir"






Enjuiciada y pendiente del garrote vil, Elena de Paz nos cuenta su vida, desde el mismo parto, abocada a la miseria desde su nacimiento pero rebelde, superviviente en ese mundo turbulento a base de ingenio, trampas, mentiras y robos. Mujer malhablada, autónoma y fuerte carácter, para su fatalidad, se enamorará de Mantúfar, otro pícaro con el que une sus andanzas...


Marta Poveda y Aitana Sánchez-Gijón realizan una interpretación descomunal pero sin la contención necesaria, aceleradas, con el alma desbocada por el escenario y sin casi respiración pausada. Por eso, a pesar de todo lo deslumbrantes que puedan parecer, en mi caso, me han producido cierto agotamiento, visual y auditivo. No facilita ese reposo, que necesita toda obra para que realmente funcione, la sucesión de desventuras que se acumulan como episodios que, en el transcurso de la obra, resultan repetidos: amor, engaño y persecución que ofrecen pocas variaciones. La obra se oxigena exclusivamente por las bellas canciones que interpreta Bruno Tambascio en escena, son un remanso de paz que agradecemos para seguir enfrentándonos a otra desventura.

A mitad de obra, los papeles de protagonista femenina y masculino se intercambian entre las actrices de forma muy cohesionada; además, ellas interpretarán el resto de personajes que van apareciendo.



El espíritu clásico que la maestría de Álvaro Tato siempre nos ofrece también lo encontramos en este "Malvivir": la inteligente adaptación del texto (sin perder el lenguaje propio), el ritmo preciso para la declamación pretérita, el movimiento en escena que imprime a la acción, la compenetración con la que dirige a sus actores... pero aquí todo excesivo, sin el pulso que debe marcar la diferenciación de escenas y actos para permitir respirar la función.

Me he encontrado con una de las escasísimas escenografías de Monica Boromello que no funcionan, que impiden casi el desarrollo dramatúrgico y que se salva, excepcionalmente, por la dirección de escena que imprime Álvaro Tato. Esas estructuras metálicas entorpecen y afean la representación.


"Malvivir" es una obra clásica que, a pesar de los inconvenientes que se puedan encontrar, satisface y disfrutas.



Con fragmentos de:

La hija de Celestina de Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo

La niña de los embustes de Alonso de Castillo Solórzano

La pícara Justina de Francisco López de Úbeda

Tres letrillas y Un romance de Francisco de Quevedo

Dramaturgia y adaptación: Álvaro Tato

Dirección: Yayo Cáceres

Intérpretes: Marta Poveda, Aitana Sánchez-Gijón y Bruno Tambascio

Composición música original: Yayo Cáceres

Escenografía: Monica Boromello

Vestuario: Tatiana de Sarabia

Iluminación: Miguel A. Camacho

Produccion: Ay Teatro

Teatro: Naves del Español Del 5 de mayo al 5 de junio de 2022

Duración: 90 minutos







Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO

press to zoom

press to zoom
1/1
OBRAS DE LITERATURA
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
Dónde vivir
Dónde vivir

press to zoom
Trilogía de Mozambique
Trilogía de Mozambique

press to zoom
1/2

Únete ahora a nuestra lista de correo

bottom of page