top of page

Muerte en el Nilo (1937) de Agatha Christie




Novela entretenida, como casi todas las escritas por Agatha Christie. Está protagonizada por Hércules Poirot y la intriga te mantiene en suspense tras la presentación pormenorizada de los personajes que jugarán un papel como sospechosos del crimen.







Hacía mucho tiempo, más de veinte años, que no leía ninguna novela de Agatha Chistie y quería saber si había perdido valor literario con el transcurso del tiempo, a nivel personal, además de buscar una lectura de puro entretenimiento. He leído sólo media docena de obras de esta maestra de la intriga y, de todas ellas, me destacó "Diez negritos", una gran novela en sí misma.


La escritora dedica una larga parte de "Muerte en el Nilo" a describirnos los personajes que se encuentran realizando un crucero por el Nilo. La situación de partida es curiosa: Linnet Ridgeway es una joven rica que se ha casado por sorpresa y con pocos meses de noviazgo con Simon Doyle. Simon era el novio de Jacqueline de Bellefort, la mejor amiga de Linnet. Ella sigue enamorada y, desesperada por haberlo perdido, decide perseguirlos durante su luna de miel, convertirse en su pesadilla.

En el barco conoceremos a otros pasajeros, algunos demasiado estereotipados: una mujer rica y pseudo-enferma que se lleva de viaje a la pariente pobre para que la sirva (además de una enfermera), un arqueólogo plasta que no se relaciona con nadie, un revolucionario de ideas extremas y absurdas, una hija resignada que atiende a su madre, un médico (imprescindible para el peritaje de las víctimas), el sospechoso abogado de la familia...

Aunque se hace evidente que la persona asesinada será Linnet y la sospechosa inicial del asesinato recaerá sobre la amiga, el mecanismo deductivo acaba de empezar y algún cadáver más complicará el argumento.


Partir de personajes estereotipados y convertirlos en interesantes, a través de la observación minuciosa de sus actos y comportamientos, es la gran virtud de esta escritora, más allá de la intrincada tela de araña con la que diseña la intriga para convertir a todos los personajes en sospechosos e irlos descartando ante el despiste del lector.

En "Muerte en el Nilo" hay un momento del libro en el que deduces quién es el asesino porque el recurso para ocultarlo es (a estas alturas de la experiencia lectora) algo manido.

La intriga atrapa pero hay un par de escenas que rozan la inverosimilitud cuando Poirot explica cómo se desarrolló el/los crímenes. El otro handicap de la novela, que no esperaba encontrarme, es la mojigatería que muestra la autora en relación a las relaciones sentimentales femeninas, próximo a los recursos de folletín en contraposición al análisis más veraz de la naturaleza humana.



Una novela que entretiene y se lee en un par de tardes agradables.



Editorial: Orbis

Páginas: 189

Comentários


Busco...
PRÓXIMOS RETOS
OBRAS DE TEATRO
OBRAS DE LITERATURA

Únete ahora a nuestra lista de correo

bottom of page